Próxima emisión en vivo: Al rojo vivo a las 3:00 PM

Próxima emisión en vivo:
Al rojo vivo a las 3:00 PM

Más Deportes

La argentina de 19 años que conquistó las piscinas de Lima 2019

lunes 12 agosto 2019, 10:58 PM    Por: Marco Delgado Ayala

La argentina de 19 años que conquistó las piscinas de Lima 2019

Delfina Pignatiello, la carismática argentina de 19 años se ganó el corazón de todo el continente, no sólo por sus tres medallas de oro, sino por toda la simpatía que irradia dentro de las competencias de natación.

El 24 de agosto del 2017, en la final de los 800 metros del Mundial Juvenil de Natación celebrado en Indianápolis, solamente había dos representantes de América, en una final dominada íntegramente por deportistas europeas, son las nadadoras de EU y Argentina.

Delfina Pignatiello, en ese entonces de sólo 17 años y sin participar en competencias de mayores, está quinta en el ránking de adultos. Ingresa al coliseo con unos inmensos audífonos rojos que cubren totalmente sus oídos. Pensando, seguramente, en la nueva responsabilidad que le dieron en la escuela: ser abanderada del sexto año del colegio Cardenal Spínola, ubicado a cuadras de su casa.

Lentes oscuros y la mirada fija. Saluda sonriendo sin escuchar los aplausos. Se quita toda la indumentaria, pero mantiene los audífonos que se quita, recién, cuando está por subir a la plataforma de partida. Pierde la sonrisa y mira el celeste del agua.

Al pitazo, se lanza al agua y en los primeros 50 metros, se ubica en el cuarto lugar con casi un segundo de distancia de la primera. Luego, al final de la carrera, Delfina llega a la meta con casi 6 segundos de ventaja de la medalla de plata (6 segundos parecen pocos, pero en la natación es una eternidad): no sólo gana el oro, sino que impuso un récord en campeonatos mundiales con una absurda marca de 8’25”22 centésimas.

Llega Lima 2019

Hoy, ya con 19 años, se acaba de convertir, en Los Juegos Panamericanos Lima 2019, en la primera deportista argentina en ganar tres medallas de oro consecutivas en un mismo torneo.

Esto no ocurría desde Guadalajara 2011, cuando el nadador Thiago Pereira, de Brasil, conquistó cuatro, y en mujeres, desde que la estadounidense Kathleen Hersey, lo lograra en las piscinas de Río 2007.

Pignatiello obtuvo las mejores marcas en 400, 800 y 1500 metros libres. Y, por su gran rendimiento, fue elegida abanderada de la delegación nacional para la ceremonia de clausura.

“Hay cosas que me sorprenden: hace un año yo era la que les pedía fotos a los más grandes de la selección y ahora, los más chicos me la piden a mí. ¿Qué pasó?, me pregunto, y siento que fue todo muy rápido. Pero no me incomoda”, afirma la multicampeona bonaerense.

Delfina, quien se clasificó en abril a Los Juegos Olímpicos Tokio 2020, dio su mayor impacto mediático en los Juegos Olímpicos de la Juventud, cuando, al ganar la de plata, subió al podio mostrando la palma de su mano izquierda, en la que se estaba escrita la palabra ABUELA y, debajo, un corazón, en alusión a su abuela fallecida, dos semanas antes de la final, mientras la campeona no paraba de llorar, frente a los millones de corazones partidos, que veían la ceremonia en todo el mundo.

“Intento llegar a un torneo, disfrutando del apoyo de todo el equipo de trabajo: la familia, las amistades, los entrenadores y mis compañeros de equipo. Por ello, la exposición es lo más complicado para mí, sobre todo porque no dejo de ser una adolescente, a quien le gustan las redes sociales, compartir las cosas con los amigos… todo lo que haría una chica de 19 años, y eso lo tengo que bajar. Tengo que tener los pies sobre la tierra, porque tengo muchas cosas por mejorar, por más que hayamos conseguido cosas importantes. Al volver a casa, tengo que seguir entrenando, porque sé que puedo mejorar más, ya que todos estamos con el sueño olímpico”, resalta con toda la madurez que puede cargar una chica de solo 19 años.

“El momento que más he disfrutado en Lima es escuchar el himno de Argentina en el podio, y yo con la medalla de oro, mis viejos en la tribuna, mi entrenador al costado y mis compañeros al frente. Es un momento muy cortito, de menos de un minuto, que te pone la piel de gallina, y no sabes si vas a llorar, vas a reír, si vas a cantar el himno… se te cruzan tantas cosas por la cabeza que te dices: ‘me quiero quedar acá -en Lima- y quiero guardar este momento en mi cabeza y en mi corazón para siempre’”, menciona una emocionada Delfina.

La campeona panamericana se ha convertido, por sus tres medallas de oro, no sólo en la atleta más relevante de su país, sino en la estrella de toda América, que verá con curiosidad cómo evoluciona en el mundo de la natación.

 

Notimex/Foto: Notimex

Temas relacionados

Juegos Panamericanos Lima 2019 Juegos Panamericanos Lima 2019 Natación

Comentarios

POLITICAS DE USO
• No se permitirá ninguna conducta irrespetuosa, ofensiva o abusiva: las contribuciones deberán ser constructivas y educadas, no malintencionadas ni realizadas con la intención de difamar, ofender o calumniar a nadie.

• El portal www.xeudeportes.mx se reserva el derecho de retirar o censurar cualquier comentario que incumpla la política de uso antes descrita.

Noticias relacionadas