Próxima emisión en vivo: Al Rojo Vivo a las 3:00 PM

Próxima emisión en vivo:
Al Rojo Vivo a las 3:00 PM

Más Deportes

¿Qué puede llevar a una estrella de la NBA a vivir como indigente? La historia de Delonte West

jueves 23 enero 2020, 04:19 PM    Por: Marco Delgado Ayala

¿Qué puede llevar a una estrella de la NBA a vivir como indigente? La historia de Delonte West

Escucha el audio:

Luego de la conmoción que causó en días pasados ver a la exestrella de la NBA, Delonte West, en estado deplorable, viviendo como indigente, xeu deportes se dio a la tarea de entrevistar a un especialista que nos pudiera explicar las causas que pueden llevar a un jugador a tenerlo todo y vivir en la calle después.

Nota Relacionada: Delonte West, de estrella de la NBA a indigente

El caso de Delonte West, que fue compañero de LeBron James y ganó más de 16 millones de dólares en su carrera de nueve temporadas en el mejor baloncesto del mundo, ha tomado especial relevancia, luego de que en su momento el propio West declarara que por su diagnóstico de trastorno bipolar su vida cambió por completo.

West es oriundo de Washington y jugó en la universidad de St. Joseph en Philadelphia y fue seleccionado en el lugar 24 del draft por los Boston Celtics en 2004 para posteriormente llegar a los Cleveland Cavaliers de LeBron James.

Junto con el Rey LeBron, West tuvo un rol preponderante en el equipo y su mejor campaña fue la 2008/2009 en la que el equipo de Ohio fue el mejor de la temporada regular de la NBA con 66 victorias y 16 derrotas.

Justo en este año, West se enteró de que sufría trastorno bipolar y empezó a recibir tratamiento.

West continuó jugando por 3 años más en la NBA, cuando jugó su última temporada con los Dallas Mavericks, pero a partir de su salida de la liga su carrera se vino cuesta abajo por sus problemas fuera de la cancha y su consumo de sustancias, hasta terminar en la quiebra y hoy día a vivir en la calle

xeu deportes platicó con el médico Noé López Amador, quien tiene un doctorado en Ciencias en la Especialidad de Neurobiología Celular y Molecular, para conocer más a detalle las causas que pudieron llevar a West a desconectarse de esta manera.

"Existe la creencia, en ciertas personas, de que las enfermedades mentales no pueden acabar con la vida de alguien como lo hacen la enfermedad por VIH o el cáncer. Otros incluso llegan a cuestionar la validez de los diagnósticos de enfermedad mental, menospreciando sus efectos. El trastorno bipolar (TBP) es una enfermedad mental grave, tan grave como cualquier otra enfermedad degenerativa o infecciosa. Los casos como el del ex basquetbolista Delon West son dramáticos por el cambio tan drástico en su estilo de vida, pero otros casos menos célebres sufren las consecuencias de esta enfermedad pasando desapercibidos por la sociedad. Al final, todos pueden terminar en el completo abandono", compartió. 

"Cuando estos casos no son diagnosticados y tratados oportunamente, la adicción y el abuso de sustancias son una salida que estos pacientes encuentran, favorecida por los cambios neurobiológicos que acompañan esta enfermedad. Estos cambios afectan el circuito de recompensa así como el control de impulsos. Estas sustancias adictivas aumentan los niveles de dopamina, adrenalina y otros neurotransmisores, lo que les hace sentir una euforia fugaz y una especie de felicidad artificial, compensando los síntomas depresivos de la enfermedad y potenciando los síntomas de manía y psicosis", agregó.

"No obstante lo anterior, la parte álgida de la asociación de el TBP con la adicción viene cuando el efecto de las drogas se esfuma, lo que es conocido como “el bajón”, esto los lleva a una profunda depresión. Un 6% de los pacientes con TBP se suicida en el curso de 20 años, y un 30-40% se autoinflingen lesiones, o bien agreden a otros. El abuso de sustancias termina por destruir las conexiones de los circuitos fundamentales para procesar la emoción y el pensamiento, como el sistema límbico y los ganglios basales, agotando la reserva intelectual del individuo, llevándolos a estados profundos de demencia, afección psicomotriz y disfunción social, lo que los incapacita para una vida productiva. Incluso al nivel social más básico", añadió. 

"Las personas con TBP sufren tanto como cualquier otro enfermo terminal. La sociedad necesita hacer consciencia de la gran importancia de la detección temprana de estos trastornos mentales desde la infancia, donde muchas veces se encuentran asociadas a trastornos como el Déficit de Atención por Hiperactividad (TDAH) o el Trastorno Negativista Desafiante (TND). Debemos ser conscientes del daño que estos pacientes sufren o pueden causar a la sociedad, y el gobierno debe desarrollar mecanismos de apoyo e inclusión eficientes desde los planteles educativos, así como facilitar el acceso a tratamientos especializados para la población en general, mediante el sistema de salud. Sin embargo, la responsabilidad es de todos, familia, sociedad, docentes, profesionales de la salud, servidores públicos. Y solo estando conscientes de esto podremos ayudar a estos pacientes que han sido olvidados por la sociedad en general" finalizó.

Noé López Amador es médico cirujano y maestro en medicina forense egresado de la Universidad Veracruzana (UV). Doctor en Ciencias en la Especialidad de Neurobiología Celular y Molecular por el Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (CINVESTAV-IPN). Actualmente es Investigador de Tiempo Completo en el Instituto de Medicina Forense de la Universidad Veracruzana.

 

Temas relacionados

Delonte West NBA Más Deportes

Comentarios

POLITICAS DE USO
• No se permitirá ninguna conducta irrespetuosa, ofensiva o abusiva: las contribuciones deberán ser constructivas y educadas, no malintencionadas ni realizadas con la intención de difamar, ofender o calumniar a nadie.

• El portal www.xeudeportes.mx se reserva el derecho de retirar o censurar cualquier comentario que incumpla la política de uso antes descrita.

Noticias relacionadas