Próxima emisión deportiva: El deportivo de la U a las 4:00 PM

Próxima emisión en vivo:
El deportivo de la U a las 4:00 PM

Más Deportes

Roberto Carlos, de soñar con ser futbolista a hacer malabares por el mundo

jueves 22 septiembre 2022, 03:21 PM    Por: Diego San Román

Roberto Carlos, de soñar con ser futbolista a hacer malabares por el mundo

Escucha el audio:

El sueño de ser futbolista fue algo que desde niño siempre tuvo Roberto Carlos Carbajal, pero la vida lo llevó a dejar atrás la ilusión y dedicarse a recorrer grandes escenarios por todo el mundo haciendo malabares.

De niño anhelaba poder ser como Francisco Palencia al ser aficionado de Cruz Azul y en su momento luchó por conseguirlo, incluso a sus 15 años llegó a estar en las filas del Atlético de San Luis cuando recién ascendió a la primera división, con Raúl Arias en el equipo, pero debía costear sus propios gastos, por lo que dejó atrás la ilusión para darle un giro a su vida.

Procedente de una familia que empeñó su vida al circo desde cuatro generaciones atrás, Roberto Carlos inició desde muy pequeño con presentaciones en las carpas locales, hasta que el destino lo guió a ser uno de los pocos mexicanos que ha realizado malabarismo en el Cirque du Soleil.

De visita en el puerto de Veracruz para presentar su show en un circo, el oriundo de Monterrey, Nuevo León contó para XEU Deportes cómo es la vida en las carpas, muy diferente a los estereotipos que existen en la sociedad.

“La gente a veces tiene una mala imagen en México de los artistas del circo, pero es totalmente diferente, hay personas tituladas; doctores, licenciados, pero decidieron hacer su vida en el circo. En mis tiempos cuando estaba joven no había tanta facilidad, en estos tiempos te mandan un maestro al circo, dan clases a niños. Es muy bonito, como cualquier trabajo. Conoces lugares increíbles y puedes vivir muy bien de esto”, comentó.

A sus 18 años, Roberto recibió una invitación para hacer un festival de circo en España con directores y empresarios europeos que buscan nuevos talentos, a partir de ahí fue llamado a trabajar una temporada en Inglaterra con el Hippodrome Circus, después partió a Italia, donde fue descubierto por los scouts del Cirque du Soleil, donde permanece en el elenco desde 2011 hasta la fecha, en diferentes shows que recorren el mundo, siendo el segundo malabarista mexicano en hacerlo en toda la historia, solo por detrás de Octavio Alegria.

“He podido tener la fortuna de ir a Brasil, Australia, ahí trabajé en la Ópera de Sydney que es muy difícil llegar no solo para el malabarista, sino para cualquier artista. He estado en Las Vegas, Arabia Saudita, Eslovaquia, Francia, Alemania, Singapur, Argentina, Colombia, Perú, Costa Rica, Panamá, Canadá, entre otros”, mencionó.

Trabajar para uno de los circos más prestigiosos no es cosa sencilla, pero el regiomontano ha podido dominar por completo su acto, lo que le permite realizar dinámicas para simpatizar con el público, aunque ejercicio no hace más que correr, pues teme que en algún momento pueda perder la agilidad en sus brazos y complicar su show.

“Siento que una base muy importante son los ensayos, al momento de tener dominado los trucos al cien por ciento, te puedes enfocar en otras cosas como las expresiones, movimientos, interactuar con el público. Yo lo único que hago es correr, no hago rutinas pesadas y trato de no meterle nada a los brazos, no sé si esté bien o no, pero me da miedo perder la agilidad en los brazos”, comentó.

A lo largo de su trayectoria ha podido realizar escenas a distintos artistas de todos los ámbitos, como David Bisbal, Benny Ibarra, Alejandro Sanz, Till Lindemann, futbolistas como Diego Forlán, Ángel di María, Marcos Rojo, Tim Krul, Hugo Sánchez; la ex golfista Lorena Ochoa, entre otras personalidades.

Roberto Carlos más allá de los escenarios también ha participado en shows de televisión internacionales, como Britain’s Got Talent de Inglaterra y Censko Slovensko Ma’ Talent de Eslovaquia, en ambos terminó con una gran ovación del jurado y público, que se pusieron de pie tras su participación.

“Fue una experiencia muy bonita. No me había tocado hacer ningún show de talento. Me invitaron a hacer las audiciones. En Reino Unido al principio se me cayó una pelota y Simon Cowell me puso la X (equis), eso me dio coraje y me ayudó a que mi performance saliera mejor. Fui también a Eslovaquia, me han invitado a otros, pero por mis contratos no puedo”.

Uno de los principales actos que han llevado al mexicano a destacar es el malabarismo con la boca, que realiza con siete pelotas de ping pong que con el puro aire de sus pulmones eleva y va cambiando de pelota conforme caen, uno de los actos más difíciles del malabarismo y del cual espera algún día poder tener el récord mundial.

“Ocupas pulmones y cero vicios. Lanzar siete pelotas sin respirar es muy difícil, tardé años en aprenderlo. Sí, hay un récord de siete pelotas establecido por Wally Eastwood (y Tony Ferko) que está desde 1989, yo lo igualo. La diferencia es que yo lo hago en escenario y ellos solo hicieron el récord. Espero algún día intentar nueve, porque no se pueden números pares. El problema es que no me caben en las manos. No es imposible, algún día lo intentaré”, finalizó.

A sus 32 años, Carbajal se mantiene vigente en el elenco del Cirque du Soleil, pero tiene fijada una meta a futuro, que es poder montar su propio equipo de producción circense y ser reconocido en el ámbito empresarial, aunque por el momento desea continuar realizando espectáculos ante el público, en cualquier parte del mundo donde la vida lo lleve.

 

Foto: Cortesía 

 Temas relacionados

Roberto Carlos Malabares Mexicanos en el extranjero

Comentarios

POLITICAS DE USO
• No se permitirá ninguna conducta irrespetuosa, ofensiva o abusiva: las contribuciones deberán ser constructivas y educadas, no malintencionadas ni realizadas con la intención de difamar, ofender o calumniar a nadie.

• El portal www.xeudeportes.mx se reserva el derecho de retirar o censurar cualquier comentario que incumpla la política de uso antes descrita.

Noticias relacionadas