Próxima emisión en vivo: Al Rojo Vivo a las 3:00 PM

Próxima emisión en vivo:
Al Rojo Vivo a las 3:00 PM

La Máquina del Tiempo

Yahel Castillo, del retiro al triunfo en Lima 2019

jueves 12 septiembre 2019, 10:57 PM    Por: Marco Delgado Ayala

Yahel Castillo, del retiro al triunfo en Lima 2019

Sí hay segundas partes exitosas y Yahel Castillo es un máximo ejemplo, porque de las cenizas que hicieron de él, entre 2015 y 2016, renació como el ave fénix para ganar medalla de bronce en mundial y oro en panamericanos, y ahora va por presea a los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

En ese entonces, por decisiones técnicas, Yahel quedó marginado para los Juegos Panamericanos Toronto 2015, donde Rommel Pacheco y Jahir Ocampo hicieron el 1-2 en el trampolín de tres metros y en sincronizados de la misma altura, quedaron con el metal dorado.

Otra decisión y Yahel Ernesto Castillo Huerta quedó fuera de los Juegos Olímpicos Río 2016 y se refugió en un micrófono como narrador de las pruebas de quienes ocuparon su lugar: Rommel, en solitario, quedó noveno en el trampolín y junto a Jahir, en sincronizados, concluyeron quinto.

"No se me dio la oportunidad de seleccionarme. La Federación (Mexicana de Natación) determinó que estaban (ellos) en mejor nivel y yo ya no tenía qué hacer en ese momento. Para qué seguir entrenando", compartió Yahel a Notimex lo que vivió en esos días.

Se retiró, puso un fin a los clavados sin decir adiós, porque no lo dio a conocer, no lo hizo público, porque estaba en esa duda de si ya había terminado su ciclo en los clavados o podría seguir.

"Yo quería seguir y cuando vi las competencias y cómo se desarrollaron (mis compatriotas) en los Juegos Olímpicos de Río 2016 dije 'híjole Yahel, tú tienes que estar ahí. Ahí hay posibilidades', y gracias a Dios se me han dado las cosas, gracias a mi trabajo, a mi sacrificio y a toda la gente que me apoya y confía en mí", expresó el clavadista.

Abundó que “me siento muy afortunado, no quiero perder los pies del piso, pero solamente pocos atletas pueden hacer eso, en retirarse y regresar, además volver en un óptimo nivel, y creo que eso es muy difícil”, confesó Yahel.

Dijo estar muy orgulloso de su sacrificio, de todas las cosas que tuvo que hacer para estar entre los primeros lugares, que le costó muchísimo, pero ahora disfruta y saborea cada situación que pasó, no mala, pero sí le costó mucho trabajo, redobló esfuerzos, entrenar más fuerte y más tiempo y cuidar su alimentación, por lo cual ahora lo disfruta mucho.

Llega al podio mundial

Antes de quedar marginados Yahel y Juan Celaya de Río 2016 ya habían probado las mieles del triunfo en el Grand Prix de clavados, ambos continuaron con sus éxitos y el 12 de julio pasado subieron al podio de los Campeonatos Mundiales de Natación de Gwangju, Corea del Sur, para recibir la presea de bronce en los sincronizados del trampolín de tres metros y tener la plaza para Tokio 2020.

El 3 de agosto pasado subieron ambos a lo más alto del podio para recibir la medalla de oro, escuchar el himno nacional y ver el izamiento de la bandera tricolor a lo más alto del mástil por su victoria en sincronizados del trampolín de tres metros de los Juegos Panamericanos Lima 2019.

Desde el momento en que recibió la medalla mundialista, Castillo tiene en mente que él y Celaya tienen claras posibilidades de ganar medalla en los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

“Me gustaría que la Federación nos dé la oportunidad, que confíe en que somos medallistas mundiales, en ese tercer lugar y nos dé la oportunidad (de cubrir esa plaza)”, dijo Yahel.

Esa plaza olímpica se obtuvo para el país y el próximo año la Federación Mexicana de Natación debe cumplir con el selectivo nacional y elegir a los seleccionados en cada una de las pruebas de Tokio 2020.

Yahel pide que ya sea una plaza directa para él y Celaya y tiene varios argumentos: uno, ellos la ganaron; dos, tiene una lista de clavados que van desde los 3.4, 3.8 y 3.9 grados de dificultad.

“Tenemos el más alto grado de dificultad, no solamente de México, sino del mundo. Nuestro cuarto clavado, que son las dos y media vueltas al frente con tres giros, tiene un grado de 3.9 y nadie lo está tirando en el mundo y estamos muy contentos por eso y tenemos confianza de que si nos dan la oportunidad vamos a ganar una medalla en Tokio 2020", expresó el clavadista.

Otro argumento es que en Tokio estarán los mismos clavadistas que compitieron en el mundial, los chinos, quienes dominan en los mundiales, pero pierden en las finales olímpicas.

"Ellos fallan ahí y si nosotros llevamos más grado y les ponemos un poco de presión, ellos pueden fallar”, afirma Yahel.

Un argumento más, es que en lo personal se siente pleno, tanto física como mentalmente, y a 11 meses de Tokio 2020 está seguro que va hacer un gran papel si recibe la oportunidad.

Castillo tiene 32 años de edad y Celaya 21, Yahel es hiperactivo y Juan Manuel es tranquilidad, el primero transmite energía y el segundo serenidad, y forman una mezcla de experiencia y juventud en la competencia, pero fuera de ella juegan PlayStation y billar.

Amor a los clavados

Yahel tuvo su primer contacto con la activación física a través de la natación, pero le resultó aburrido y como al lado de la alberca olímpica está la fosa de clavados, le pidió a su mamá inscribirlo en los saltos ornamentales y encontró el deporte de sus amores.

"Creo que nací para hacer los clavados", expresó, y es tan es así que había veces que dejaba de entrenar uno o dos días y cuando volvía a las prácticas sentía que como si lo hubiera dejado una o dos semanas.

“Todo ese tipo de cosas me dan mucho sentimiento. Los clavados nunca me han tratado mal, siempre han estado para mí cuando realmente entreno, cuando realmente quiero las cosas.

“Le tengo un amor incondicional a los clavados, al trampolín, incluso Juan Celaya se ríe porque hay veces que beso al mismo trampolín y le digo 'trátame bien que yo te voy a tratar bien'. Son cosas bonitas que simplemente me salen del corazón y me gusta externarlas”, compartió Castillo.

Apuntó que "todo ese tipo de cosas te alimentan el corazón, tu mente. Habrá quienes digan 'ay, qué ridículo'. A cada quien le funciona lo que su cuerpo y corazón le pide”, afirmó el clavadista.

 

Notimex/Foto: Notimex

Temas relacionados

Yahel Castillo Lima 2019 Clavados

Comentarios

POLITICAS DE USO
• No se permitirá ninguna conducta irrespetuosa, ofensiva o abusiva: las contribuciones deberán ser constructivas y educadas, no malintencionadas ni realizadas con la intención de difamar, ofender o calumniar a nadie.

• El portal www.xeudeportes.mx se reserva el derecho de retirar o censurar cualquier comentario que incumpla la política de uso antes descrita.

Noticias relacionadas